By James Teeple

Un barrio viejo de Miami es el último destino en furor para los desarrolladores

Los caimanes ya han desaparecido de Allapattah, pero aún se pueden ver algunas de las espléndidas palmeras reales que el ex presidente cubano Gerardo Machado plantó después de que fue exiliado a Miami.
Gran parte de Allapattah, que significa cocodrilo en el idioma Seminole y la casa de Machado están ahora a la venta y está listada por más de $1 millón de dólares, un síntoma de que uno de los barrios más antiguos de Miami está en medio de un auge inmobiliario. Con inversionistas fuera de Wynwood debido a sus precios altos y los precios aumentando en Little River, frenéticamente modificando bodegas, tiendas de bodegas viejas y casas unifamiliares, Allapattah se está convirtiendo en el barrio más caliente de Miami.
Represtación del Museo de la Familia Rubell
Muchos de esos corredores e inversionistas hicieron un acercamiento a Allapattah el viernes en una gira en autobús patrocinada por el Instituto de Tierras Urbanas del barrio que se extiende al norte desde el Río Miami hasta la Calle 41 del Noroeste y al Oeste desde la I­95 a la la avenida 27 del noroeste. Liderando la gira estuvo el Historiador de Miami Paul George, el Comisionado de Miami del Distrito 1 Willy Gort y Carlos Fausto Mirando de Fausto Commercial Realty, que recientemente ha negociado millones de dólares en negocios en el vecindario.
La gira ULI viajó por la Avenida 17, desde las oficinas de McKenzie Construction hasta la calle
36, a través de Pequeño Santo Domingo, el hogar de muchos de los residentes dominicanos de Allapattah, al oeste de «West of Wynwood», o W.o.W, como se llama ahora, al noroeste de la calle 29 y 7 avenida, en donde de han abierto recientemente restaurantes y puntos de venta como el mercado de Allapattah en «Wynwood con estilo».
El siguiente era el llamado «núcleo industrial» alrededor de la Avenida 12 del Norte y la Calle 22, donde se ubicará el futuro Museo Rubell, y donde el inversionista de Miami Beach, Robert Wennett pagó $16 millones por el viejo mercado de Allapattah, que ocupa casi 10 hectáreas. Los participantes del tour también viajaron hacia el oeste a lo largo de la calle 20 del noroeste, hogar de cientos de pequeños puntos de venta.
El área a lo largo de la calle 20 fue recientemente re zonificada T6­8 por la ciudad de Miami, que permite construir edificios de uso mixto hasta de ocho pisos con 150 unidades por acre. Miranda dijo a The Real Deal que con los edificios que se están vendiendo en la calle 20, basados en una evaluación de tierras, en alrededor de $ 110 por pie cuadrado, y los alquileres de tiendas en alrededor de $ 14 por pie cuadrado a $ 20 por pie cuadrado, En comparación con bloques más al este, donde dice que la propiedad comercial se puede vender por $ 300 por pie cuadrado.
Dijo que la mayoría del espacio de bodegas en el área oscila entre 5.000 pies cuadrados a 30.000 pies cuadrados y los precios en venta y arrendamiento pueden variar de bloque a bloque. Miranda, cuya firma hizo $48 millones en negocios el año pasado en Allapattah, dijo representaron el 60 por ciento de todas las transacciones en ese lugar, también dijo a TRD, que algunas ofertas se pueden encontrar a lo largo de la calle 36 al norte. La zona también está zonificada T6­8 y dice que no es difícil encontrar grandes lotes multi­acre a precios razonables. Gort, que ha representado a Allapattah durante años, dijo que muchos negocios viejos están saliendo del área y espera que la nueva zonificación traiga más residentes y ayude a estimular la vivienda de bajos ingresos para la fuerza de trabajo en el área. «Estamos tratando de crear viviendas asequibles y mano de obra junto con el sector privado», dijo a TRD.
George dijo que con un nuevo museo abriendo pronto y buenas conexiones del Metrorail, más residentes se trasladarán a Allapattah. «Es una zona muy poblada y a medida que te acercas al río Miami, tienes casas de apartamentos y condominios. Es un gran mercado para cualquiera que intenta vender algo. Hay mucha gente para un área limitada . «El vecindario fue nuestro secreto mejor guardado hasta hace poco». Pero dijo que ahora que los inversionistas y desarrolladores han descubierto Allapattah, no está seguro de cuál será el futuro para los residentes que son en su mayoría dominicanos.
McKenzie Construction, cuya planta de ultima tecnología de 25.000 pies cuadrados, abrió sus puertas en el año 2015 en Northwest 17th Avenue, está realizando gran parte de los trabajos de renovación y reconstrucción en Allapattah. Benji Power dijo que es una ubicación ideal, «mejor que Wynwood o Little River», cerca de Metrorail y de todas las principales autopistas de Miami. Le dijo a TRD que su traslado a Allapattah ayudó a su negocio y al vecindario. «Éramos una pequeña parte del aumento», dijo. «Se podría decir que teníamos una visión, pero decirlo seria darnos demasiado crédito. Todas las piezas correctas estaban aquí.