Por John Charles Robbins

Envejecido, desgastado y abandonado, Miami Marine Stadium se puede salvar. Esa es la opinión del jefe de una firma de arquitectura que los funcionarios de la Ciudad de Miami planean contratar para ayudar a salvar la estructura costera.

En una reunión de la Junta de Consejo de Virginia Key el lunes por la noche, se le preguntó al arquitecto R.J. A Heisenbottlesi si había tomado una decisión formal de que el estadio de concreto podría ser restaurado.
Su respuesta al consejo: No, no hay determinación formal, pero la estructura maltratada y cubierta de grafiti puede renacer.
«Sabemos por experiencia pasada, que se puede restaurar.
Minutos más tarde otro miembro del consejo le preguntó sobre la renovación esperada y respondió: «No hay duda en nuestra mente, con nuestro equipo, es un edificio que se puede restaurar».

La ciudad cerró el lugar en el año 1992 a raíz del huracán Andrew.
El mes pasado, los comisionados de la ciudad aprobaron una propuesta de bonos de 45 millones de dólares para un fondo para financiar la renovación y mejoras del estadio, junto con otros trabajos en la barrera de la isla, la mayoría de los cuales es propiedad de la ciudad.

Llegar a una determinación formal de que se puede restaurar y cómo se reforzaría el estadio es básicamente lo que se propone en un contrato con la compañía del Sr. Heisenbottle, un acuerdo propuesto se espera que vaya a los comisionados de la ciudad el próximo mes para una votación.
Hace un año la ciudad emitió una solicitud de calificaciones para servicios de arquitectura e ingeniería para la restauración del Estadio Marino.

Tres empresas respondieron. R.J. Heisenbottle Architects fue clasificado como el proponente No. 1 y esta primavera comenzó la negociación.
Este mes, llegaron a un acuerdo final de una propuesta de servicios profesionales, según memos del personal sobre el tema.

El comité de selección que clasificó a Heisenbottle como el principal escribió que ha reunido a un equipo de profesionales de diseño calificados para realizar exhaustivamente los servicios arquitectónicos y de ingeniería necesarios para planificar, diseñar y administrar la construcción del trabajo de diseño especializado requerido para restaurar el Miami Marine Stadium a su estado original, para uso público”. La experiencia del equipo de Heisenbottle en diseño y servicios de restauración histórica, específicamente en estructuras notables en y alrededor del sur de Florida, como el Olympia Theater (conocido formalmente como Gusman Center), Vizcaya Museum & Gardens y Trinity Episcopal Cathedral.

«El equipo de Heisenbottle incluye al arquitecto responsable del diseño original del Miami Marine Stadium cuando la estructura fue construida en el año 1963», según evaluación del personal.

«Los miembros del comité acordaron por unanimidad que el equipo de Heisenbottle tiene la experiencia más histórica de restauración y presentó una propuesta específicamente adecuada para satisfacer las necesidades únicas de este icónico proyecto».

Los miembros de la Junta no votaron sobre una recomendación con respecto al contrato propuesto pero varios miembros expresaron interés en el trabajo y la eventual restauración.
El acuerdo propuesto dice que la compensación para la fase 1 no es superior a $ 1.295.624.81 dólares.

La fase 1 se describe como: planificación previa al diseño y actividades de estudio que incluyen una evaluación del edificio y reporte de recomendaciones, programación de edificios, estimación de costos presupuestarios y documentación de las condiciones existentes de la estructura.

Heisenbottle dijo que su equipo está formado por «una serie de consultores» con experiencia en ingeniería de construcción, ingeniería naval, sistemas mecánicos y eléctricos, suelos, diseño de jardines y más.
El comité asesor discutió otros asuntos relacionados con la barrera de la isla, incluyendo los puertos públicos, la cuenca histórica, árboles nativos y más.

Sin una votación, los miembros de la junta acordaron que un estadio marino restaurado necesita un plan comercial y de negocios.
El presidente de la junta, Greg Bush, dijo que le molesta que no todos los usos conectados al estadio estén siendo revisados, incluyendo un museo o una propuesta del centro de bienvenida, el llamado parque flex que abraza el estadio, los puertos deportivos y otros usos de la isla. … más que sólo el edificio del estadio en sí. »
El Sr. Heisenbottle dijo que no estaba en desacuerdo con que se pudiera considerar un área de evaluación más grande, pero dijo que la propuesta de servicios profesionales limita la participación de su firma en el estadio y en los terrenos aledaños.

Una «mirada más amplia» podría servir bien a todos, dijo.
En el año 2015, la ciudad gastó cerca de 20 millones de dólares para mejorar la tierra y las áreas sumergidas abrazando el estadio como parte del compromiso de la ciudad para permitir que el Miami International Boat Show use el llamado parque flex y la histórica cuenca para el popular evento anual.
Blanca Mesa, designada por Sierra Club para la junta, dijo que es un problema que ciertos funcionarios de la ciudad contemplaran la zona al lado del estadio como espacio para eventos.
«Es una gran preocupación. Algunos imaginan el área como un gran espacio verde, mientras que otros prevén un gran espacio para eventos. Hay un gran conflicto.

Algunos miembros del consejo han criticado a la administración de la ciudad por no cumplir con la promesa de convertir la tierra contigua al estadio en una gran zona verde para actividades comunitarias como fútbol una vez terminó el show de barcos en febrero.

La señora Mesa dijo que estaba contenta de ver movimiento hacia la restauración final del estadio. «Tenemos la obligación de traerlo de vuelta». Agregó que los consultores ambientales deben estar involucrados en la restauración del estadio para proteger las áreas sensibles alrededor de la estructura. Se deben tomar en cuenta el ruido potencial y el impacto en la vida marina. Los miembros de la junta también discutieron un nuevo nombre para el área adentro y alrededor del estadio, que últimamente se ha llamado el parque flex. »
Esther Alonso-Luft sugirió: Miami Marine Stadium Park ¿Por qué complicarlo?»

Kevin Kirwin, director de los parques de la ciudad y miembro ex-oficio del consejo, sugirió tomarse más tiempo y pensar en cambiar el nombre del área.