2016 fue un gran año para la inversión comercial extranjera

Por Sean Stewart-Muniz

Independientemente si se trata de rascacielos en el centro y envueltos en vidrio o terrenos en expansión en los suburbios, las propiedades de oficina forman una gran parte del mercado de bienes raíces aquí en el sur de Florida.
Y mientras los proyectos de condominios nuevos y deslumbrantes suelen robar el centro de atención, The Real Deal está mostrando las cinco negociaciones mayores de oficinas realizadas en el sur de Florida durante el año 2016, así como los participantes.

#1 Southeast Financial Center: $516.6M

Amancio Ortega, el segundo hombre más rico del mundo y propietario de la cadena de ropa Zara. El multimillonario se hizo un nombre en la escena inmobiliaria de Miami cuando compró un bloque completo en Lincoln Road el año pasado por $370 millones de dólares en efectivo.
Luego, en diciembre, Ortega volvió a explotar el techo del mercado comercial cuando compró el Southeast Financial Center en el centro de la ciudad por $516.6 millones.
La torre en el horizonte de Miami con 55 pisos, es el edificio de oficinas más alto de Florida. Con 1.2 millones de pies cuadrados de espacio arrendable, también es el edificio de oficinas más grande del centro por unos 400.000 pies cuadrados.
Al igual que sus otras compras récord en todo el mundo, Ortega pagó en efectivo por el edificio. El vendedor fue JP Morgan Asset Management, que había comenzado a buscar la propiedad con la oficina de bienes raíces HFF este verano para sacar dinero de su inversión.
Incluso con el asombroso precio, los $430 dólares por pie cuadrado pagados por Ortega era en realidad un descuento al compararlo con otras ofertas en la zona. El edificio está ocupado un 88 por ciento, en su mayoría por firmas de abogados y grupos financieros y los alquileres se estiman entre $22 y $47 dólares por pie cuadrado.

#2/3 Empate entre Miami Tower y Las Olas City Centre Plaza: $220M

En segundo lugar está el empate entre dos edificios emblemáticos, que se vendieron por $220 millones de dlares y demostraron confianza en sus respectivas ciudades de los vigilantes del mercado.
El primer acuerdo para cerrar este año fue en mayo, cuando el conglomerado comercial japonés Sumitomo Corp. of Americas compró la torre de colores Miami Tower por aproximadamente $367 dólares por pie cuadrado.
Cubierto con un sistema de luz LED de $1.5 millones, la torre de 47 pisos es difícil de perderse en el horizonte de Miami. Tiene 600.000 pies cuadrados de espacio rentable, el 92 por ciento de los cuales fue ocupado en el momento de su venta con alquileres que van desde $38 a $52.50 por pie.
Para algunos corredores comerciales, el acuerdo ilustró hasta qué punto ha llegado Miami desde la recesión inmobiliaria de finales de los años 2000 que bajó los precios de la propiedad. El vendedor, LaSalle Investment Management, había pagado $105 millones de dólares por la torre seis años antes.

La apuesta de largo plazo de Sumitomo en el mercado de oficinas en Miami también significó que el perfil de la ciudad entre los inversionistas extranjeros sólo estaba mejorando.
Cuatro meses más tarde y aproximadamente 30 millas al norte de Miami Tower, Fort Lauderdale disfrutó de un acuerdo masivo similar cuando Deutsche Bank compró el edificio de la Las Olas City Centre por 220 millones de dólares.
A diferencia de Miami Tower, Las Olas City Centre es de tan sólo 23 pisos de altura con 408.064 pies cuadrados de espacio rentable. Pero esa diferencia de tamaño significó que el edificio de oficinas de Fort Lauderdale obtuviera un precio mucho más caro de $539 por pie cuadrado para su vendedor, JPMorgan Asset Management. La propiedad fue arrendada casi enteramente en el momento de su venta, también.
El acuerdo marcó la venta de oficinas más costosas de Fort Lauderdale en el año 2016, culminando un año de aumento en los valores de propiedad comercial en la ciudad. JPMorgan había comprado la torre por $164 millones de dólares sólo cinco años antes.

#4 Datran Center: $150M

Kendall, un vecindario suburbano extenso relativamente lejos de la acción céntrica en Miami, se ha convertido en un punto caliente para la inversión comercial este año.
Esa tendencia se hizo demasiado fácil de leer en agosto, cuando un grupo de inversión liderado por ABS Partners Real Estate y Acre Valley Real Estate Capital compró el complejo de oficinas de dos torres Datran Center por $150 millones. El vendedor era USAA Real Estate Co. y un fideicomiso canadiense de inversiones inmobiliarias, que había puesto los edificios de 18 y 20 pisos en el mercado en julio del año pasado.
Midiendo un poco menos de 500.000 pies cuadrados, la venta de Datran fue de aproximadamente $300 por pie, rivalizando con los precios pagados por propiedades más céntricas en el centro de la ciudad. Juntos, están cerca del 80 por ciento ocupados con alquileres que oscilan entre $38 y $41 por pie cuadrado.
La distancia de las torres del centro de la ciudad era en realidad un punto de venta para los compradores, quien dijo en ese momento que Datran era atractivo porque estaba lejos del «altamente congestionado distrito comercial de Miami». Los edificios también son vecinos de la estación de Dadeland South Metrorail.
La venta de Datran también mostró cómo el mercado de oficinas del sur de Florida está comenzando a ganar terreno en la competencia por dólares de inversión entre otras grandes áreas metropolitanas de Estados Unidos.

#5 Courvoisier Centre: $140M

Mientras todas las negociaciones anteriores se hicieron con un apretón de manos, este último es más parecido a un matrimonio. Parkway Propiedades, buscando sacar valor de su complejo de oficinas Courvoisier Centre en Brickell Key, vendió 80 por ciento de participación en la propiedad a un grupo de inversionistas españoles liderados por el conglomerado Corporación Masaveu por $140 millones. El acuerdo era particularmente astuto para Parkway: no sólo mantenía una participación de 20% en la propiedad, la venta de Courvoisier también significaba que Parkway recuperaría los $145.8 millones que pagó para adquirir la propiedad en el año 2014. Para Masaveu, cuyo brazo inmobiliario tiene una inclinación por los edificios urbanos de oficinas, el negocio en conjunto se tradujo en un punto de apoyo importante en el mercado comercial preeminente de Miami: Brickell.Courvoisier se compone de dos edificios de oficinas con un total de 385.841 pies cuadrados, además de un garaje con 941 La venta se anunció en noviembre del año 2015, aunque se cerró en algún momento a principios de este año. En el momento del cierre, Courvoisier estaba 88% ocupado con rentas que oscilaban entre $40 a $52 por pie cuadrado.
La investigadora Eda Kouch deTRD contribuyó a este informe.