By Katherine Kallergis

Millennials son atraídos a Miami a pesar del alto costo de vida

A pesar de la falta de vivienda asequible y de mano de obra, Miami acaba de clasificarse como la segunda ciudad más apetecida para los milleniales.
La lista de puntos calientes millenarios de Realtor.com fue encabezada por Salt Lake City, Miami, Orlando, Seattle, Houston y Los Ángeles. El informe examinó los 60 mercados más grandes del país y comparó la cuota de visitas de milleniales con el promedio nacional de agosto a febrero.
Millenniales entre las edades de 25 y 34 representan el 13.1 por ciento de la población de la ciudad mágica. El turismo y el emprendimiento atraen millenniales a Miami, especialmente a vecindarios como Wynwood y South Beach, y la tasa de desempleo de Miami es sólo de 5,1 por ciento, según el informe. Los nuevos proyectos de uso mixto planificados para Wynwood está n dirigidos a atraer a jóvenes profesionales, como el desarrollo Wynwood 26 de Related Group y Block Capital Group con el espacio de alquiler y venta al por menor y Wynwood 25 de East End Capital. Varios edificios de oficinas también están en proceso en el barrio de moda.
Por el momento, la vivienda sigue siendo un desafío en el sur de la Florida, donde los precios de las viviendas siguen aumentando. Los compradores gastan un promedio de 49 por ciento de sus ingresos en una casa, según el informe de Realtor.com. La definición de vivienda de la fuerza de trabajo varí a, pero normalmente comienza con los hogares que ganan el 60 por ciento del ingreso medio de la zona. En Miami, los precios de las viviendas subieron un 6,8 por ciento en diciembre, de un año a otro, marcando el sexto aumento más alto de la nación, aunque ese crecimiento se está desacelerando.
Los alquileres no son mucho mejores. Miami continúa clasificándose como la novena ciudad más cara de los Estados Unidos para inquilinos según Zumper, lo que significa que un apartamento de un dormitorio cuesta un promedio de $ 1,800 y un alquiler de apartamento de dos dormitorios por un promedio de $ 2,500 en febrero.
En Los Ángeles, la asequibilidad es aún peor. Los residentes de Los Ángeles gastan un promedio de 64.1 por ciento de sus ingresos en una casa. El 15% de la población de L.A. es millenaria.
En todo el país, los estadounidenses gastaron la mayor parte de sus ingresos en pagos hipotecarios desde 2010 durante el último trimestre, de acuerdo con Zillow. Al igual que en Miami, la mejoraría de la economía después de la quiebra de la vivienda generó nueva demanda de compradores de vivienda, pero el inventario de viviendas asequibles, especialmente en ciudades más densas y atractivas para los milleniales, no ha satisfecho la demanda.