By The Real Deal

Las ventas de viviendas nuevas en todo Estados Unidos crecieron el mes pasado, mientras los compradores se apresuraron a firmar contratos en medio de las crecientes tasas de interés.

Las compras de viviendas unifamiliares recién construidas aumentaron 5.2 por ciento entre octubre y noviembre a un máximo en cuatro meses de 592.000 de ritmo anual, según datos del Departamento de Comercio estadounidense citado por Bloomberg el viernes. El aumento incluyó la mayor ganancia en el mercado de Midwest desde octubre de 2012 y el ritmo más rápido de la demanda en la costa oeste en casi nueve años, según la publicación.
El precio medio de venta de una casa nueva cayó un 3.7 por ciento a 305.400 dólares año tras año. A finales de noviembre había 250.000 casas nuevas en el mercado, el número más alto desde septiembre de 2009.
Sin embargo, los datos sobre las ventas de casas nuevas pueden ser imprecisos, señaló el Wall Street Journal. El aumento de 5.2 por ciento se produjo con un margen de error de 14.1 puntos porcentuales, informó el diario.

La semana pasada, la Reserva Federal aumentó su punto de referencia en las tasas de interés por primera vez en el año 2016. También indicó que aumentará el interés a corto plazo en el año 2017. Como resultado, las tasas hipotecarias en Estados Unidos alcanzó un máximo el jueves desde hace dos años, de acuerdo a Freddie Mac.

El aumento de las tasas hipotecarias podría reducir la actividad de compra de viviendas en el año 2018, según el Diario. [Bloomberg] y [WSJ] – Miriam Hall